Celebremos a la Mujer Trabajadora Tulsa, Oklahoma.-Con motivo de celebrar y valorar el Día de la Mujer… Presentan Propuesta para Detener la Separación de Familias Inmigrantes "El Proyecto de ley “Keep Families Together” prevendría que los oficiales del… LLAMAMIENTO INTERNACIONAL EN APOYO A LOS AFECTADOS POR LA ERUPCION DEL VOLCAN DE FUEGO El domingo 3 de junio los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla… Varios estadios de la Copa del Mundo corren riesgo de convertirse en elefantes blancos Volgogrado, Rusia (AP) — Rusia parece encaminada a empacar a los fanáticos… ¡Trump también retrasa archivos del asesinato de JFK! ¿Por qué? By Harold Pease, Ph. D Ningún presidente ha insistido en la liberación…

Aprueban Ley “Opciones al Final de la Vida” Para Residentes Moribundos de Colorado

Aprueban Ley “Opciones al Final de la Vida” Para Residentes Moribundos de Colorado

Denver, CO .- Seis estados con una gran población latina han aprobado o promulgado leyes para autorizar la asistencia médica para morir: Arizona, Colorado, Nevada, New Jersey, New Mexico y New York. Legisladores latinos son los patrocinadores de la ley en cuatro de estos estados: Arizona, Nevada, New Jersey y New York.
En Colorado por ejemplo una mayoría abrumadora de residentes el (65%) votó por la ley Opciones al Final de la Vida en 2016, incluyendo la mayoría de los latinos. La ley da a los adultos con una enfermedad terminal, mentalmente competentes y con un pronóstico de vida de seis meses o menos, la opción de solicitar a un médico la prescripción de un medicamento que pueden tomar por sí mismos para morir pacíficamente cuando su sufrimiento se vuelve insoportable.
El primer informe del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado, publicado a principios de este mes, muestra que la ley está funcionando según lo estipulado, pero aún se necesita mucho trabajo para mejorar el acceso a ella.
Patricia A. González-Portillo, Directora Nacional para la comunidad latina de Compassion & Choices dijo: “Las barreras de acceso continúan existiendo, incluyendo la percepción errónea de que los centros de salud pueden prohibir a los doctores que prescriban el medicamento que ayuda a morir a sus pacientes terminales que quieran tomar esta opción al final de sus días.
Simpatizantes de diferentes culturas y creencias religiosas se reunieron en la rotonda del Capitolio del estado con una oración dirigida por el Rabino Adam Morris del Templo Micah en Denver, quien ha asesorado y orado con personas que se preparan para el final de sus días.
“Ningún paciente, médico o farmaceuta tiene que participar en esta ley”, dijo. “Pero debemos hacer todo lo que podamos para ayudar a todas las personas elegibles que quieran acceder a la ley, así como a los médicos y farmaceutas que quieran ayudar a proveer esta opción de cuidado de salud para el final de la vida”.
La representante Joann Ginal, defensora desde hace mucho tiempo de la ayuda médica para morir, recalcó que “la enfermedad terminal no discrimina, por lo que es muy importante que todos puedan tener una conversación con sus doctores sobre las opciones al final de sus días”.
El doctor Charles Hamlin M.D., un cirujano retirado, habló sobre el papel de los doctores en las discusiones sobre el final de la vida. “No son sólo los pacientes lo que necesitan comenzar esta importante conversación, también es responsabilidad de los médicos el asegurarse que sus pacientes entiendan sus opciones”.
Dan Diaz, esposo de la desaparecida Brittany Maynard, la mujer californiana de 29 años que tenía cáncer cerebral y abogó por las leyes de asistencia médica para morir hasta su muerte, habló de su traslado a Oregon en 2014 para utilizar la ley Muerte con Dignidad para su esposa. California no contaba con dicha ley en ese momento, pero pasaron las últimas vacaciones en Colorado porque era el lugar favorito de Brittany.
“Brittany y Miguel están ahora en paz y me da consuelo saber que ninguno de los dos está sufriendo más”, dijo, “Pero el contraste entre sus muertes debe servir como un recordatorio de la importancia de esta vital legislación.”
Nilsa Centeno contuvo la lágrimas mientras hablaba de su único hijo, Miguel Carrasquillo, un ex neoyorquino cuyo horrible sufrimiento por el cáncer cerebral le impulso a grabar entrevistas bilingües en inglés y español para Compassion & Choices para exhortar a los legisladores de todo el país para aprobar esta opción de fin de vida. Miguel murió en 2016 en su natal Puerto Rico, con sólo 35 años.
“Mi hijo Miguel no tenía acceso a la ayuda médica para morir, pero los residentes de Colorado tienen esa opción y deben hacer todo lo que esté en su poder para asegurarse de que las personas moribundas no tengan que pasar por un largo proceso”, dijo Nilsa. “Miguel simplemente quería terminar con su sufrimiento, no por desesperación o depresión, sino para mantener un poco de consuelo en sus últimos días, para irse en paz.”
El apoyo de los latinos ha aumentado dramáticamente desde que Miguel abogó por leyes de ayuda médica para morir en todo el país.
“Gracias al apoyo de los latinos, incluyendo a la defensora de los derechos civiles Dolores Huerta, el activista, actor y director Edward James Olmos y al actor mexicano Mauricio Ochmann, hoy el 69 por ciento de los latinos apoyan la ayuda médica para morir” dijo Patricia A. González-Portillo.
Actualmente seis estados han autorizado explícitamente la ayuda médica para morir (California, Colorado, Montana, Oregon, Vermont, y Washington), junto con el Distrito de Columbia. Colectivamente, estas siete jurisdicciones representan el 18 por ciento de la población de la nación y el 30 por ciento de la población latina.

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir