Un Renacer de lo que Nunca dejó de Existir. . . El Folclór Puertorriqueño! Oklahom City .-Puerto Rico está pasando por una situación bastante devastadora y… Teacher for a Day! Oklahoma City.-Los profesores cambian vidas en las aulas todos los días, a… Cuales son las 20 ciudades a nivel mundial que venden más vehículos eléctricos por Enrique Kogan Según la Agencia Internacional de Energía, y a fines… De La Hoya sigue presionando por la revancha de Canelo vs. Golovkin Las Vegas, Nevada (AP) — El regreso de Saúl “Canelo” Álvarez al… Médicos optómetras de Oklahoma apoyan Plan presupuestario bipartidista Los médicos de la vista en Oklahoma piden a los legisladores de…

Educación Financiera para sus hijos

Educación Financiera para  sus hijos

Entre los juegos de video, los teléfonos o tabletas y los programas de televisión, enseñar a tus hijos sobre temas de dinero muy probablemente no es algo que les interese mucho. Desafortunadamente, la educación sobre cómo ahorramos, gastamos y presupuestamos de forma inteligente son temas que no suelen hablarse en las casas de los estadounidenses. De acuerdo a una encuesta reciente de T. Rowe Price*, a pesar de que el 73% de quienes respondieron dicen que “es importante incluir a los niños en las discusiones que tienen que ver con las finanzas familiares”, casi la mitad evita tocar el tema del dinero con sus hijos.
Al comenzar una conversación con tus hijos que tenga que ver con el dinero, y manteniendo el tema interesante y fácil de hablar, puedes ayudarles a tener buenos hábitos financieros desde chicos. Aquí te presentamos algunas ideas sobre cómo hacer que el dinero sea algo fácil de comprender y algo divertido.

1. Tengan una noche de juegos de mesa en familia
Éste es un buen método si tienes más de un niño en casa. Elijan una noche cada semana para reunirse como familia a jugar un juego relacionado con dinero. (Si hay otra familia en la colonia, ¡invítenlos!) ¿Algunos juegos favoritos? El Monopoly es una punto de partida algo obvio, y el juego de Life brinda también una forma fácil de hablar sobre los distintos trabajaos y los diferentes niveles de educación que pueden llevarte a tener diferentes sueldos. Para niños más grandes, de 7 años en adelante, echa un vistazo a los juegos Pay Day o Moneywise Kids. Ambos los venden en Amazon.com.
Hay también opciones geniales que puedes encontrar en línea. PracticalMoneySkills.com ofrece una sección de Juegos que pone a prueba tus habilidades de administración financiera y de ahorro.

2. Habla sobre los precios cuando anden de compras
Trae a tus hijos contigo cuando vayas al supermercado o a otras compras. Antes de llegar a la tienda, revisa con tus hijos la lista de cosas a comprar y habla con ellos sobre cuánto dinero tienes para gastar cuando estén en la tienda. Al ir poniendo artículos en el carrito, pídeles que calculen cuánto dinero les queda y ponlos a trabajar comparando precios. Cuando pidan algo que no esté en la lista explícales por qué no se puede comprar ese artículo. Por ejemplo, comprar un galón extra de nieve significa que no habría leche para desayunar.
Después de varias experiencias de éstas, considera darles un monto de dinero pequeño para que elijan ellos algo “extra”, enseñándoles sobre el poder de presupuestar y de elegir inteligentemente.

3. Crea un banco en casa.
Si le das a tus hijos a elegir entre leer sobre finanzas y ver Sponge Bob, lo más probable es que elijan la caricatura. Tú puedes lograr que la experiencia de aprendizaje sea más interactiva creando un “banco en casa”. Ayúda a tus hijos a comprender el valor de ahorrar dinero y cómo funcionan los intereses de una forma muy sencilla.
Supón que quieren comprar un juguete nuevo, pero que no tienen el dinero para hacerlo. Al ahorrar su dinero (el que tú les das cada semana o el que ganan haciendo pequeños trabajos en la colonia) y guardándolo con intereses en el “banco en casa”, pueden lograr comprar su juguete en un mes o dos. Tus hijos pronto comprenderán lo simple y efectivo que es ahorrar dinero, sobre todo si a la larga obtienen más.
Imagina que un juego nuevo y popular acaba de llegar a las tiendas, y que a tu hijo le faltan $10 dólares para poderlo comprar. Si el banco familiar le presta dinero puede pagar lo que falta realizando tareas extra en el hogar. Los hábitos de gasto de tus hijos probablemente mejorarán si aprenden el verdadero costo que tiene estar haciendo gastos discrecionales (y las consecuencias de cargar con una gran deuda).

4. Trae a tus hijos al banco
Planea un viaje a la sucursal local de tu banco. Habla con tus hijos sobre por qué y cómo se debe ahorrar el dinero. Si llamas a la sucursal antes de ir, ¡puede que hasta les den a tus hijos un tour “detrás de cámara” de la caja o permitirles que vean lo que hay dentro de la caja de seguridad!

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir