ÚNASE A LA LUCHA POR LA SALUD DE LOS NIÑOS Por Victor Pozadas Oklahoma City.- Cada niño merece tener salud, la cual… Love OKC Une a la Ciudad para Ayudar a los Más Necesitados (OKLAHOMA CITY, OK) Este 19 de Agosto de 2017—Love OKC, las Escuelas… Si usted está montado en el asiento trasero, estará más seguro en un accidente ? Por Enrique Kogan De acuerdo con el IIHS, ( Instituto de Seguros… OKC SE UNE A MOVIMIENTO NACIONAL PARA TERMINAR EL CÁNCER DE PRÓSTATA OKLAHOMA CITY, OK – ZERO – The End of Prostate Cancer se… ¿Debería Oklahoma aprobar una ley que prohíbe a los peatones el uso de teléfonos en los cruces peatonales? Hoy en día todos dependemos de nuestros teléfonos celulares. Casi no podríamos…

La familia Zapp, 15 años viajando por el mundo " Atrapando su sueño"

La familia Zapp, 15 años viajando por el mundo " Atrapando su sueño"

Por Enrique Kogan

Uno de los mayores suenos del ser humano es poder conocer el mundo. Muy pocos lo han logrado. Unos a todo lujo, otros con la mochila a cuestas y otros escribiendo historias de viaje. Hubo un caso del motociclista, Emilio Scotto.
Scotto tiene a partir de 2009 el récord Guinness por el viaje en motocicleta más largo del mundo, lo que abarco 10 años, 279 países y una distancia total de 457.000 millas (735.000 km). El viaje se hizo en una motocicleta Scotto 1980 Honda Goldwing GL1100.
Pero lo de la familia Zapp, es otro cantar, ya que llevan 15 años viajando por el mundo, en un Graham-Paige del 1928 y con sus cuatro hijos, Pampa (12), Tehue (9), Paloma (7) y Wallaby (5).
Los Zapp han tenido suerte en su viaje, ya que si no hubieran encontrado ayuda desinteresada, jamás habrían contabilizado los más de 250.000 kilómetros y los 55 países que llevan recorridos por América, Oceanía, Asia, África y ahora Europa.
En enero del 2000 cerraron su casa y se subieron al auto antiguo acondicionado. Llevaban cuatro mil dólares en la guantera.
Finalmente condujeron 70.341 kilómetros durante tres años y siete meses y medio. Fueron más de ochocientas familias las que les acogieron en el trayecto.
Se dieron cuenta de que eran capaces de muchas cosas, Candelaria pinto acuarelas y Herman escribió el libro “Atrapa tu sueño” que en la actualidad lleva ocho ediciones en Argentina y más de cien mil ejemplares vendidos.
Por aquel entonces, construyeron una balsa y viajaron más de 4000 kms por el rió Amazonas, atravesando de punta a punta el desierto de Atacama, cruzaron los Andes y las Rocosas, dos veces superaron los 4.800 mts de altura.
Alcanzaron Prudhoe Bay en el océano Ártico. A Buenos Aires volvieron con su primer hijo Pampa nacido en Estados Unidos.
Le fascino tanto esa forma de vida que una vez de regreso a Buenos Aires no tardaron de montar una nueva expedición. Esta vez alrededor del mundo. En la actualidad llevan mas de 300 mil kilómetros recorridos, lo que seria varias vueltas al mundo.
Visitaron Nueva Zelanda, Corea, Japón y estuvieron cuatro meses en Filipinas. En la isla de Palawan hicieron buceo. Cargaban el coche en barcos para ir de isla en isla, a veces con mucho oleaje. Luego fueron a Malasia, la isla de Borneo y Balí.
Estuvieron disfrutando de su viaje Europeo, donde fueron muy acogidos con mucho cariño en España , y al cierre de esta nota estaban tocando suelo Británico.
Su momento más difícil, explica Hernan: “No estábamos juntos. Fue cruzando de Sumatra a Malasia. Cande tuvo que adelantarse en una barcaza de madera y desde un puerto ilegal para recibir el auto que yo enviaba por la vía reglamentaria; y yo tenía que pedir prestado un móvil para llamarla y saber cómo iban las cosas.
“No tenía plata, nadie allí hablaba inglés y los niños me pedían de comer; tuve que amarrar el auto a la grúa yo misma con las indicaciones que Herman me daba por teléfono” dijo Candelaria.
Herman afirma que tener hijos es lo más lindo, siempre hay sonrisas, juegos y canciones.
Hasta la actualidad han estado en más de dos mil casas particulares. Para los niños es bueno pues les abre la mente. Candelaria ha dejado de pintar para dar clases diarias a sus hijos, los estudios son supervisados en las embajadas.
Herman nos comenta que el automóvil de 1928 es ideal para las malas carreteras, es de mecánica básica y se fabrico cuando apenas había carreteras. Gracias a él han abierto muchas puertas. Siempre genera sonrisas. Son los mismos jefes de aduanas los que se prestan a agilizarles los papeles burocráticos.
Herman afirma que: “El fin de nuestras vidas es cumplir un sueño”. Y se despidió con la siguiente frase: “Recuerden, el secreto para cumplir un sueño es empezarlo”.
Al final del viaje, tienen la intención de radicarse en Salta, Argentina, para albergar viajeros y escribir más libros. Igual, con los Zapp nunca se sabe cuando sera el final del viaje. Su Graham-Paige Sedan 610 del 1928, sera siempre su estrella en el camino.

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir