Guatemala Celebra Consulado en Oklahoma “Marcando historia en el estado de Oklahoma” Oklahoma.- La gran apertura del… Mujer de Oklahoma dona riñón a su mejor amiga OKLAHOMA CITY .- El acto de dar sin esperar algo a cambio… Senadores piden Trasladar Festival de Texas en Respuesta a Ley Discriminatoria SB4 “Muestrame tus Papeles” Texas. – Los senadores Bob Menendez (D-N.J.) y Catherine Cortez Masto (D-Nev.)… Legislación aprueba construir un nuevo campo para jóvenes que reciben atención en centros de seguridad OKLAHOMA - Recientemente, la gobernadora Mary Fallin firmó la propuesta de ley… Rent-to-own ¿Es bueno para comprar casa? Andrés,Ya tenemos rato rentando y queremos casa. Nos rechazaron una aplicación para…

Para evitar la crisis se require un Acuerdo Bipartidista

A partir del lunes, se estancaron las negociaciones del presupuesto estatal y una seción legislative "especial" parece inminente.Parlamentariamente-hablando, nos dirigimos para una sesión prolongada ya que, en virtud del artículo 5, sección 26 de la Constitución de Oklahoma, la legislatura debe terminar el último viernes de mayo a las 5:00 p.m., y un período extraordinario de sesiones tendrá que declararse para llevar a cabo cualquier otro negocio. En términos más generales, significa que vamos a tiempo extra.
“La mayoría Republicana son incapaces de elaborar un acuerdo de presupuesto sin la ayuda de los demócratas debido a cambios realizados por un voto de la gente en 1992 como parte de Estado -State Question 640.La medida hizo dos cambios importantes: en primer lugar requiere que cualquier aumento de impuestos debe pasar antes del final de cinco días de la seción legislativa y el proyecto de ley deberá originarse en la cámara de representantes. En segundo lugar, cualquier aumento de impuestos, definido como incremento de ingresos, requiere ahora pasar con 76 votos de apoyo en la cámara de representantes y 36 votos "sí" en el Senado del estado.
En otras palabras, nuestra Constitución fue enmendada para hacer mucho más difícil de aprobar aumentos de impuestos. Ahí radica el problema, ya que nuestro estado enfrenta un déficit de su presupuesto de sobre $ 900 millones, y los legisladores responsables de ambas partes apoyan el recaudar nuevos ingresos en lugar de desmantelar los servicios públicos que cuidan de los niños, los ancianos y los enfermos.
Aunque ha habido un consenso bipartidista sobre la necesidad de conseguir algunos ingresos a través de aumentos de impuestos, no ha habido un acuerdo en qué impuestos se deben recaudar, o qué cantidad. Los republicanos, en general, son reacios partidarios de un aumento de impuestos de cigarrillos, un aumento de impuesto a la gasolina y un modesto incremento en el impuesto de producción bruta pagado por empresas de petróleo y gas natural (un aumento de dos por ciento a tres o cuatro por ciento). Los demócratas quieren un mayor aumento de los impuestos en las compañías de energía, así como un aumento del impuesto sobre la renta para asalariados altos.
Sin un acuerdo, gobernador Fallin se verá obligada a llamar a un período extraordinario de sesiones, que costará a los contribuyentes más de $35,000 dólares diarios.
Por favor póngase en contacto con sus legisladores y pidales que apoye un acuerdo presupuestario responsable que evite recortes importantes a los servicios de gobierno central.


Avoiding a Crisis Will Require Bipartisan Compromise

By OICA CEO Joe Dorman
As of Monday, state budget negotiations have stalled and a “special” legislative session seems imminent. In parliamentarian-speak, we are headed for an extended session because, pursuant to Article 5, Section 26 of the Oklahoma Constitution, the Legislature is required to adjourn the final Friday of May at 5 PM, and a special session will need to be declared to conduct any further business. In layman’s terms, it means we are going to overtime.
Republican supermajorities are unable to craft a budget deal without the help of Democrats because of changes made by a vote of the people in 1992 as part of State Question 640. That measure made two important changes: first it required that any tax increase must pass before the final five days of the legislative session and the bill must originate in the House of Representatives. Second, any tax increase, defined as a revenue raising measure, now requires passage with 76 supportive votes in the House of Representatives and 36 “yes” votes in the State Senate.
In other words, our Constitution was amended to make tax increases much more difficult to pass. Therein lies the rub, because our state is now facing a budget shortfall of over $900 million, and responsible legislators in both parties are supportive of raising new revenue rather than dismantling government services that care for children, the elderly and the sick.
While there has been bipartisan consensus on the need to raise some revenue via tax increases, there has not been an agreement on which taxes to raise, or by how much. Republicans, by and large, are reluctant supporters of a cigarette tax hike, a gasoline tax hike and a modest increase in the gross production tax paid by oil and natural gas companies (supporting an increase from two percent to either three or four percent). Democrats want a larger tax increase on energy companies as well as an income tax increase for high earners.
With no agreement in sight, Governor Fallin will be forced to call a special session, which will cost taxpayers about $35,000 a day.
Please contact your legislators and ask them to support a responsible budget deal that avoids major cuts to core government services.

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir