Exitosa exposición de Arte de Guadalajara visitará Oklahoma Exitosa exposición de Arte de Guadalajara visitará Oklahoma Oklahoma City.-Inaugurada en el… Demostrado su compromiso y promesa a los veteranos de Oklahoma y sus familias Demostrado su compromiso y promesa a los veteranos de Oklahoma y sus… Necesidad de mejores políticas fronterizas y de inmigración Necesidad de mejores políticas fronterizas y de inmigración PHARR, TEXAS — El… Receta de la Semana: Panquecas Esponojas Receta de la Semana: Panquecas Esponojas Preparacion: 1. En un tazón grande,… Preocupante caída en las donaciones de sangre Preocupante caída en las donaciones de sangre OKLAHOMA CITY  Los donantes de sangre…

Ahorros para la graduación

Ahorros para la graduación

Ahorros para la graduación


Graduarse de preparatoria y de la universidad puede ser un momento emocionante en la vida de una persona joven, pero desafortunadamente hay cargas financieras que se están imponiendo a los recién graduados. Incluso aquellos que asisten a las graduaciones de estos académicos se estresan sobre qué tipo de regalo dar sin romper su propio banco. A continuación se presentan algunos consejos para todos aquellos que se ven afectados por la graduación, para que todos puedan sentirse exitosos.

La intención es lo que cuenta. Cuando busques comprar un regalo de graduación, no sientas que tienes que gastar mucho dinero. Si compras un regalo para un graduado de preparatoria, piense en posible regalar una camisa de la universidad a la que asistirán, un certificado de regalo a un restaurante local cerca del campus o incluso una canasta de regalo para iniciar la universidad. Cualquiera de estas opciones es un gran regalo, y no estresarán mucho tu presupuesto.

Pide ayuda. Si te graduarás de la universidad y no tienes aún un trabajo perfilado, no tengas miedo de pedir ayuda. Si tienes préstamos estudiantiles, asegúrate de comunicarte con tu prestamista y solicita un aplazamiento. Los prestamistas suelen estar muy dispuestos a adaptarse a los recién graduados, y llamar es fácil.

Haz un presupuesto. Ya sea que te mudes o que te gradúes de la universidad, crear un presupuesto nunca es una mala idea. Piensa en los gastos que tendrás, como ropa profesional para entrevistas, libros, etc. y planea con anticipación. Recuerda, tu presupuesto no tiene que ser complejo, así que mantenlo simple y fácil de seguir.

Establece metas. Independientemente de dónde se estés en tu educación, establecer metas financieras es una excelente manera de aprender sobre la responsabilidad financiera y comenzar a presupuestar. ¡Piensa en los artículos para los que quieres ahorrar y no tengas miedo de tirarle a las estrellas! Tu objetivo podría ser ahorrar para pagar la deuda estudiantil, o tal vez un automóvil más confiable para conducir hacia y desde la universidad. Una vez que hayas establecido sus objetivos, mira tu presupuesto y comienza a ahorrar lo antes posible.

Comienza a ahorrar. Nunca eres demasiado joven para comenzar a ahorrar, especialmente si tienes metas financieras. Comienza por ahorrar una pequeña cantidad fija cada mes. Una vez que te acostumbres a ahorrar esa cantidad, mira tu presupuesto y revisa si puedes agregarlo. Recuerda, si acaso te sobra dinero al final del mes, guárdalo y resiste el impulso de derrochar.

Edúcate a ti mismo(a). Conoce tus opciones cuando se trata de préstamos estudiantiles, tarjetas de crédito y todas las demás decisiones financieras que deberás tomar con respecto a tu educación. No tengas miedo de sentarte con tu oficina de ayuda financiera y hablar sobre tus opciones. Si estás en preparatoria, comienza a hablar con tu institución financiera sobre las formas de ahorrar antes de ir a la universidad. Si eres padre de familia, investiga qué asistencia financiera se brinda a través del estado de Washington. Tenemosel plan 529, que permite a los padres comenzar a ahorrar para la educación universitaria de sus hijos.

No tengas miedo de hacer preguntas. Nunca tomes una decisión financiera si no te sientes totalmente cómodo(a). Es extremadamente importante practicar hacer preguntas, incluso si te sientes incómodo(a). Es tu dinero, así que asegúrate de tomar las mejores decisiones para tu salud financiera.

Graduarse de la preparatoria o mudarse a la universidad siempre es un momento emocionante en la vida de un adulto joven, pero viene con decisiones financieras difíciles. Esperamos que estos consejos puedan ayudarte a dar el siguiente paso en tu vida.

 

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir