LCDA-28 Años MEJORANDO LA CALIDAD DE VIDA LCDA-28 Años MEJORANDO LA CALIDAD DE VIDA Oklahoma City. -El 28o Almuerzo… UCO to automatically award scholarships UCO to automatically award scholarships  EDMOND, Okla. – A local university says… Dpto. de Policía pide Apoyo para Emplear A MÁS DE 100 LATINOS Dpto. de Policía pide Apoyo para Emplear A MÁS DE 100 LATINOS … Securidad al conducir con su mascota Securidad al conducir con su mascota Por Enrique Kogan Un nuevo estudio… Ford emite otra alerta de seguridad para todos los Explorer y Lincoln Aviator Ford emite otra alerta de seguridad para todos los Explorer y Lincoln…

¿Debes comprar o alquilar? Descubre qué es lo mejor para tu billetera

¿Debes comprar  o alquilar?  Descubre qué es lo mejor para tu billetera

Para la mayoría de la gente, el pago mensual de una hipoteca o de un préstamo para casa suele ser el monto más grande de su presupuesto. La encuesta del Buró de Estadísticas Laborales encontró que el hogar estadounidense promedio gasta un poco más de $1,500 al año (es decir, alrededor del 25% de su ingreso) en vivienda. 

Con tanto dinero que se destina a la vivienda, es importante que uno se pregunte algo importante: ¿Es mejor rentar o comprar? 

Qué tiempo se quedará en esa casa? Esto es probablemente el factor más importante para determinar si debes rentar o comprar. El beneficio de comprar una casa es que el dinero que inviertes en vivienda compra algo, en comparación con simplemente pagar para usar la casa o departamento de alguien más. 

Cuando compras una casa, después de estar pagando tus mensualidades por muchos años, al final tendrás algo que es tuyo. Sin embargo, si no estás seguro de qué tanto tiempo te quedarás en esa casa o en esa área, entonces valdría la pena que consideraras rentar. 

En general, si solo planeas vivir en un lugar por cinco años o menos, probablemente sea mejor que rentes. Comprar (y vender) una casa cuesta mucho dinero en cuotas, impuestos y seguros. Si compras una casa, y luego tienes que cambiarte y venderla unos años después, es muy posible que termines perdiéndole dinero. Rentar te permite tener flexibilidad para cambiarte seguido sin perder mucho dinero.

Cuando compras una casa te estás comprometiendo a largo plazo con el banco o con el prestamista hipotecario. Los préstamos para comprar una casa (es decir, los préstamos hipotecarios), los hay de diferentes tipos, pero en general requieren que los dueños de las casas hagan pagos cada mes por muchos años, usualmente durante periodos de entre 15 y 30 años. Como dueño de una casa, si por alguna razón no puedes realizar tu pago mensual por un cambio en ingresos, puedes terminar perdiendo la propiedad, pues el prestamista puede tomarla y obligar al comprador a salirse de la casa. Perder una casa de esta manera siempre perjudica el puntaje crediticio de quien solicitó el crédito, perjudicando su posibilidad de obtener préstamos en un futuro. 

Si tu empleo actual no es estable, o si puede ser que tu sueldo baje substancialmente, entonces te recomendamos que consideres rentar. Rentar te da más libertad para cambiarte a una casa más chica si cambia tu situación laboral.

Hay muchas opciones de hipotecas o de préstamos para casa, pero casi todos requieren algún monto dinero pagado por adelantado, monto que se conoce como “enganche”. El enganche es la inversión inicial de dinero en efectivo y generalmente varía entre un 3% y un 20% del valor de compra de la casa. Mientras más alto sea el porcentaje de tu enganche, más pronto serás el dueño de la casa y pagarás por completo la hipoteca. 

Si das un monto pequeño como enganche, entonces una mayor proporción de tu pago se dirigirá a cubrir el interés de tu préstamo, lo cual significa que podrías terminar perdiendo dinero si vendes tu casa unos cuantos años después de que la compraste. Un prestamista hipotecario con experiencia podría ayudarte a determinar el porcentaje de enganche que funciona para tu situación personal.

Costos mensuales de rentar contra los costos mensuales de comprar

Si has decidido que quieres comprometerte a pagar una casa por varios años, tu ingreso es estable y tienes dinero para pagar un enganche, entonces es tiempo de ver los costos mensuales que te implica rentar en comparación con comprar una casa. Para hacer esto, necesitas investigar bien el precio de las casas en tu área y las opciones de préstamo que se adecúan a tus necesidades. 

Investigar el costo mensual de tu renta es un poco más fácil que determinar el costo mensual de comprar. (Pero recuerda, tu pago mensual por la renta muy probablemente se incremente con el paso de los años). 

Cuando determines los costos mensuales de comprar una casa, asegúrate de tomar en cuenta los impuestos de propiedad, seguros, cuotas por ser dueños de casa o por habitar en un fraccionamiento o edificio de departamentos, y los costos de los servicios. Uno de los beneficios de ser dueño de una casa es que los pagos mensuales suelen ser consistentes a pesar de cambios en la economía. Por ejemplo, algunos préstamos de casa permiten que los compradores realicen pagos por el mismo monto cada mes por 15 o 30 años; a esto se le llama un “préstamo con tasa fija”.

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir