Cuándo, Cómo y Dónde Época de Cambios Oklahoma City.-  ‘Medicare es el programa de seguro de salud de Estados… Comienza selección de jurado para juicio a El Chapo Nueva York (AP)— La selección del jurado para el juicio en Estados… Porque Lyft y Uber son una solución para los pasajeros y un problema para las ciudades? Por Enrique Kogan  Lyft y Uber se han convertido en alternativas populares… Oklahoma City Dodgers Béisbol Fundación Ayuda a Proporcionar Abrigos para estudiantes de escuela primaria OKLAHOMA CITY – Representantes de la Fundación de béisbol Dodgers de Oklahoma… ¡Su Salud! ¡Bienvenidos a Early Birds! ·        ¡Padres saludables crían a niños saludables! – Por favor…

Estoy pensando regresarme

Estoy pensando regresarme

Andrés,

Tengo 8 años de haber llegado a Estados Unidos y no ha sido fácil. Trabajo mucho y no acumulo nada, pero lo que más me duele es estar lejos de mi familia. Estoy considerando regresarme, ¿qué te parece?

Manuel, Tulsa, OK

Por Andrés Gutierrez

Manuel,

El gran sueño americano atrae a muchos, pero pocos lo alcanzan. Tú reflejas el sentimiento de muchos que llegaron aquí buscando lo mismo, pero terminan corriendo en una banda sin fin de puro trabajo y de la cual no te puedes bajar a descansar. Déjame darte unos consejitos para cómo bajarte. 

Antes que todo, te diría que la familia va primero. Si a pesar de tener buenos amigos, ese vacío que todos tenemos por la familia vibra insistentemente como los celulares, regrésate. Mientras más madurez se alcanza, más jalan las cuerdas familiares. Creo que el mejor plan es venir siendo joven, trabajar muy duro, juntar un dinero y regresarte. Tristemente, ese plan se desvanece muy rápido entre los pagos del carro, de la sala y de la casa. Los años pasan como días y muchos se pierden lo que realmente importa y  son el invitado ausente de eventos como las quinceañeras, bodas, bautizos y, lo peor, la muerte de sus seres queridos. El poco o mucho dinero que puedas ganar nunca llenará ese vacío y la vida es muy corta para estar lejos de la familia. 

Segundo, ahora que estás leyendo esta columna y aprendiendo mañas... ¡pero de las buenas! te tengo buenas noticias. Estos principios que comparto no solo funcionan aquí en Estados Unidos; estos principios son universales y generan los mismos resultados aquí, en China, en el planeta Marte y hasta en tu rancho. 

Antes de irte, haz un esfuerzo extraordinario por trabajar todavía más duro, por un periodo corto, para pagar tus deudas como un hombre de honor y no huir como un ladrón. Después, junta por lo menos $10,000 dólares para no llegar con las manos vacías. Llévate unos cuantos dólares en la bolsa para llegar, pero no te lleves en las manos el resto del dinero que juntes. Es más seguro dejarlo en el banco y tener acceso a tu dinero desde tu pueblo. Lo último, es vender la casa, si tienes una, y cualquier otra cosa de valor. 

No permitas que el orgullo por no haber logrado más te detenga de estar cerca de la familia. La pena no es que no hayas juntado nada, la verdadera pena es que te pasaste la vida trabajando, lejos de la familia. Si vamos a trabajar así de duro que sea cerca de ellos. Te aseguro que tus resultados serán muy diferentes si pones en práctica lo que has aprendido aquí. 

Sin duda, la paz financiera es algo que todos debemos disfrutar y, cuando así sea, preferible que sea con la familia.

 

Andrés

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir