Aprendiendo a manejar Enfermedades Crónicas Aprendiendo a manejar Enfermedades Crónicas Oklahoma City.-La Iniciativa Hispana de INTEGRIS, en… Se acerca la fecha límite del Árbol del Ángel Se acerca la fecha límite del Árbol del Ángel Más de 500… EEUU endurece su política de asilo después de Europa EEUU endurece su política de asilo después de Europa Tijuana, México (AP)… La Tranquilidad de Tener un Seguro Médico La Tranquilidad de Tener un Seguro Médico “Blue Cross and Blue Shield… Tomando el Control de su Vida Financiera Tomando el Control de su Vida Financiera Oklahoma City.-Los consumidores se enfrentan…

Algunas ciudades están estudiando como quitar los semáforos y los Stop.

Algunas ciudades están estudiando como quitar los semáforos y los Stop.

Algunas ciudades están estudiando como quitar los semáforos y los Stop. 


Por Enrique Kogan 

Las rotondas o círculos de tráfico, son muy comunes en Europa, donde evitan grandes taponamientos de tráfico, ya que están construidas para que las ciudades o rutas no tengan los semáforos o las paradas de Stop, que paralizan un lado u otro del tráfico.

Estas rotondas que son muy comunes en Europa, no lo son en los Estados Unidos, que sigue apelando a los semáforos y a los Stop, con el consiguiente atascamiento del tráfico.

Pero esto puede cambiar, ya que un estudio del grupo de seguridad financiado por la industria de seguros (IIHS), descubrió que las rotondas no solo ayudaron a reducir los choques en áreas que normalmente emplearían una intersección tradicional, sino que también eliminan los tipos más graves de choques.

Estas son colisiones de ángulo recto, giro a la izquierda y de frente. Dado que los conductores deben ceder y reducir la velocidad significativamente para maniobrar en una rotonda, son intrínsecamente más seguros y menos propensos a choques extremos.

Específicamente este estudio se analizó en el estado de Washington, que tiene más de 300 rotondas. Los círculos de tráfico se construyeron entre 2009-2015 y el grupo de seguridad examinó los datos de accidentes durante el primer año completo después de que un área completó una nueva rotonda.

Los volúmenes de tráfico, el desempleo y las millas recorridas se tuvieron en cuenta para producir resultados significativos. Finalmente, el IIHS separó los hallazgos entre dos tipos de rotondas: de un solo carril y de dos. Para este estudio, el IIHS analizó 98 rotondas de un solo carril y 29 rotondas de dos carriles.

Cada año, los accidentes en las rotondas de dos carriles se redujeron en un 9 por ciento. En las rotondas de un solo carril, disminuyeron un 7 por ciento por año. Los resultados probablemente influyen en que los conductores se acostumbren más a las rotondas y cómo fluyen con el tiempo.

El IIHS dijo que no es raro que los choques aumenten inicialmente. Un estudio de 2012 encontró que los accidentes aumentaron en las rotondas de dos carriles después de que reemplazaron las intersecciones tradicionales, que los conductores no estaban acostumbrados a dar estas rondas.

A su vez, el Departamento de Transporte del Estado de Washington, que trabajó con el IIHS, encontró una disminución general del 37 por ciento en choques, en los últimos años 

Pero el estudio se fijó que los tipos de choques que más cayeron fueron los choques fatales, que cayeron un 90 por ciento, mientras que los accidentes donde un conductor o pasajero resultó herido bajaron un 75 por ciento. Las colisiones peatonales también cayeron un 40 por ciento.

El IIHS ofrece consejos para ayudar a los conductores a comprender mejor cómo funcionan las rotondas, en lugar de dejar que los automovilistas eliminen las cosas por su cuenta. 

El grupo de seguridad solicitó a las ciudades que esperan implementar esta medida, marcas más claras, curvas apropiadas e incluso jardinería para reducir el deseo del conductor de acelerar la curva y causar un accidente.

 

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir