Semana Nacional de Instituciones que Sirven a los Hispanos Washington DC – Mientras se da inicio a la celebración del Mes… ¡Los niños aprenden mejor jugando! ¡Bienvenidos a “Early Birds”! Es importante que los niños tengan suficiente tiempo… Sesiones para Mejorar Servicios para Ciudadanos con Discapacidad Oklahoma City—  El Departamento de servicios humanos de Oklahoma (DHS) Developmental Disabilities… Dinero sorpresa Por Andrés Gutierrez, Suena bonito eso de dinero sorpresa, ¿a poco no?… Reporte de crédito contra puntuaje de crédito: ¿Cuál es la diferencia? Por Julia Adame, Oficial de Préstamos Su crédito es un papel muy…

De pesimista a optimista

De pesimista a optimista

Por Andrés Gutierrez,

¿Cómo está tu vaso, medio lleno o medio vacío? ¿Cómo cambias de ser una persona pesimista a una optimista? Es posible que una persona negativa que ve todo blanco y negro pueda llegar a ver en colores? ¡Te tengo buenas noticias! Los expertos dicen que mucho de la depresión y la ansiedad se debe a la falta de esperanza. El que no ve una salida, se deprime. El que trabaja y trabaja y trabaja y trabaja y no ve cambios, pierde el ánimo. Otros, hasta se preguntan si la vida solo es trabajar para sobrevivir. Entonces la pregunta obvia es ¿cómo nos llenamos de esperanza?
El cerebro es un órgano que no descansa. El cerebro, aunque no te dés cuenta, controla tu ritmo cardiaco, te mantiene respirando y, al mismo tiempo, te ayuda a interpretar lo que estás leyendo, así de rápido como lo lees. Es más, aunque estés dormido, el subconsciente no se detiene. El cerebro no para, pero lo que sí puedes hacer es controlar tu enfoque. Si no hay un plan para salir del hoyo y cambiar el rumbo de tus finanzas, el cerebro se convierte en una máquina de ideas negativas para protegerse de los pro
blemas que se avecinan. En conclusión, para llenarnos de esperanza es necesario tener un plan. Estamos en la mejor época del año para intercambiar tu ansiedad financiera por un plan de acción.
Si la llegada del año nuevo te tiene lleno de esperanza, es tiempo de hacer que el propósito de cambiar el rumbo de tus finanzas se cumpla. Pon tu enfoque en un plan y verás que tus mañanas serán muy diferentes. Cuando amaneces sabiendo qué hay que hacer hoy y mañana, eso te llena de esperanza y como resultado empieza el proceso para dejar de ser pesimista y convertirte en un optimista. No importa en qué parte del plan te encuentres, te aseguro que la próxima vez que veas un vaso a medias, nunca más lo verás medio vacío, sino medio lleno.

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir