Compartiendo Historia, Revitalizando Calle Dos Cinco “Fiesta De Las Americas” Fiestas de las Américas se mantiene como una tradición de Capitol Hill… El Gobierno de México decretó tres días de duelo Ciudad de México.-Decenas de socorristas luchaban el miércoles por rescatar a una… Cuales son los automóviles mas robados en Estados Unidos Todos los mediados de años, la NICB “National Insurance Crime Bureau”, publica… Alerta de fraude o congelamiento de crédito: ¿Qué es lo adecuado para ti? ¿Estás considerando colocar una alerta de fraude o un congelamiento de crédito?… Senado Aprueba Resolución en Reconocimiento al Mes de la Herencia Hispana El senado aprobó el pasado lunes 18 de septiembre, por unanimidad una…

Pensando en comprar una casa ?

Pensando en  comprar una casa ?

Cuando se trata de comprar una casa, frecuentemente se presenta mucha ansiedad junto con emoción.

¿Por qué debes considerar comprar una casa?

Cuando rentas una casa, estás, simplemente, pagando por vivir ahí. Después de 10, 20 o 30 años de rentar, no tienes una casa o departamento tangible tras tanto pago; la casa todavía le pertenece a alguien más.

Pero al comprar una casa, el monto de dinero que pagas cada mes va directamente hacia convertirte en dueño de la propiedad. Así que después de que terminas de pagar tu préstamo, la casa es tuya para que sigas viviendo en ella “gratis”. (Aún tendrás que pagar impuestos y costos de mantenimiento por la casa.) PERO no tendrás que pagar mes a mes la hipoteca ni la renta. Y si vendes la casa, ¡ese dinero es tuyo! Menos impuestos, por supuesto.

¿Qué tan grande es la casa (o departamento o terreno) que puedes comprar?

Comienza revisando tus ingresos mensuales, así como tus gastos. Después, agrega los demás costos asociados con ser dueño de una casa, como impuestos por propiedad. Quizá valga la pena que asistas a una clase para personas que comprarán una casa por primera vez, y que consultes con un profesional financiero. La sucursal local de Washington Federal o la autoridad de vivienda de tu ciudad puede ayudarte a encontrar clases.

Compara los costos de rentar contra comprar.

Rentar:

- En general, quien renta no es responsable por costos sustanciales de mantenimiento o reparación

- El monto mensual de renta no está protegido contra incrementos futuros

- Quien renta no es responsable de pagar impuestos a la propiedad ni el seguro de daños a la propiedad

- La renta mensual no incrementa tu patrimonio ni te da ventajas fiscales por ingresos

Comprar:

- Los dueños son responsables de pagar todas las reparaciones y mantenimientos

- El mago mensual será el mismo mes a mes (siempre y cuando saques un préstamo con tasa fija)

- Eres responsable por el pago de impuestos a la propiedad y del seguro de daños (estos costos pueden aumentar conforme pasa el tiempo)

- Puedes ser elegible a ahorrar dinero en impuestos

Busca un buen prestamista hipotecario.

Es una buena idea obtener al menos tres presupuestos de préstamos distintos. Un buen prestamista te informará sobre el proceso de cómo comprar una casa, y te explicará a profundidad las diferentes opciones con las que cuentas. Nunca debes sentirte presionado a aplicar a un préstamo hipotecario o a firmar algún papel.

Aplica para un crédito.

Los requerimientos de cada prestamista son diferentes, pero las aplicaciones para un préstamo suelen pedirte una gran variedad de información financiera y antecedentes personales, como dónde has vivido, en qué trabajas y qué tanto tiempo has estado en este trabajo, etc.

Recibe un documento de aprobación de crédito.

Si el prestamista aprueba tu aplicación para que continúe con el proceso, es probable que recibas un documento de aprobación de crédito, el cual estipula el monto máximo que puedes solicitar, los términos del préstamo, y la fecha de expiración de tu aprobación de crédito (usualmente son 60 días).

Los procesos de aprobación de crédito varían según cada prestamista, pero la mayoría de ellos requieren que quien solicita el crédito reciba algún tipo de carta de aprobación de crédito ANTES de que comiencen a buscar una casa.

Elige un agente de bienes raíces.

Entrevista al menos a tres agentes de bienes raíces. Tu agente debe tener muy buen conocimiento de estos procesos y contar con experiencia en la colonia de tu interés y con el perfil de comprador que tú tengas. Por ejemplo, si eres un comprador que realizará una compra de propiedad por primera vez y buscas un departamento, asegúrate de que tu agente haya cerrado ese tipo de tratos antes.

Negocia la compra y el acuerdo de compra/venta de tu nueva casa.

Un agente con experiencia debe poder ayudarte con este paso, pues es muy importante. En general, debes considerar el precio de compra (cuánto cuesta la casa), la fecha de cierre (cuándo puedes mudarte), y el depósito de seriedad (earnest money como se le conoce en inglés), lo cual se trata de un monto de dinero que pagas para mostrar interés en la casa.

Inspecciona tu casa.

Como comprador, debes asegurarte de que estás obteniendo lo que compraste, y los vendedores quieren estar seguros de que no encuentres un problema una vez que la casa haya sido vendida. A menos que no se pongan de acuerdo, en general el comprador paga la inspección de la casa, tanto en su exterior como su interior.

Completa los pasos finales con tu prestamista hipotecario.

Este paso normalmente incluye un depósito para cubrir el costo de procesamiento de la aplicación de crédito, el avalúo de la propiedad, el seguro de propiedad y el certificado de inundación. 

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir