Celebremos a la Mujer Trabajadora Tulsa, Oklahoma.-Con motivo de celebrar y valorar el Día de la Mujer… Presentan Propuesta para Detener la Separación de Familias Inmigrantes "El Proyecto de ley “Keep Families Together” prevendría que los oficiales del… LLAMAMIENTO INTERNACIONAL EN APOYO A LOS AFECTADOS POR LA ERUPCION DEL VOLCAN DE FUEGO El domingo 3 de junio los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla… Varios estadios de la Copa del Mundo corren riesgo de convertirse en elefantes blancos Volgogrado, Rusia (AP) — Rusia parece encaminada a empacar a los fanáticos… ¡Trump también retrasa archivos del asesinato de JFK! ¿Por qué? By Harold Pease, Ph. D Ningún presidente ha insistido en la liberación…

El Senado incapaz de encontrar un camino para soñadores

El Senado incapaz de encontrar un camino para soñadores

El Senado de Estados Unidos tuvo una oportunidad de oro para legislar una solución permanente para soñadores, sin embargo una semana que comenzó lleno de esperanza terminó un fracaso, con ninguna propuesta de ley aprovada, y la propuesta de inmigración del Presidente recibió una fuerte reprimenda de los demócratas y Republicanos por igual.
La semana comenzó con el líder de la mayoría Mitch McConnell (R -KY) manteniendo su promesa de enero, a cambio de acabar con el cierre del gobierno, prometió un proyecto de ley de inmigración para DREAM ACT "acción diferida para los jovenes que llegaron al país en su infancia] y seguridad fronteriza, así como otros temas relacionados." Demócratas y republicanos comenzaron las modificaciones de la propuesta con la esperanza de realizar votos: cualquier propuesta que podría alcanzar el umbral de 60 votos se convertiría en parte de un proyecto de ley de inmigración más grande.
Mientras este proceso sonaba bien en teoría, las cosas se deterioraron rápidamente.
Líderes republicanos en el Senado unidos bajo una propuesta recientemente elaborada denominada SECURE y ley de éxito, que tomó el marco de inmigración del Presidente Trump de una página y lo convirtió en un proyecto de ley de 592 páginas. Como marco del Presidente, el proyecto de ley incluye un camino a la ciudadanía para 1.8 millones de inmigrantes elegibles para DACA a cambio de un paquete masivo de seguridad de la frontera, cambios a la ley de asilo, recortes a inmigración familiar y la completa eliminación del programa de la dicersidad de visas.
Los demócratas unidos bajo una propuesta bipartidista, titulada “ ley de asegurar América (U.S.A)”, introducida por los senadores McCain (R -AZ) y Coons (D -DE). La ley de Estados Unidos, que también se ha introducido en la casa y tiene 50 patrocinadores uniformemente dividido entre demócratas y republicanos, proporcionaría un camino a la ciudadanía para los jóvenes indocumentados que fueron traídos a este país antes de la edad de 18 años. En seguridad fronteriza, el proyecto de ley tiene un enfoque más estratégico que su homólogo de la casa blanca, que requiere una estrategia integral fronterizo que tenga lugar de aquí al 2020.
A mediados de la semana, un último grupo de los demócratas más moderados y republicanos, liderados por senadores Collins (R -ME), y el senador Rounds (R -SD) en el lado republicano y senador King(-ME) y Kaine (D -VA) en el lado Democratico, se uineron para presentar una propuesta. Su proyecto de ley proporciona un camino a la ciudadanía para soñadores (pero no les permitía patrocinar a sus padres), incluía $ 25 billones para un muro fronterizo y eliminaría una de las visas basadas en familia.
Demócratas y republicanos acordaron votar en tres de estas propuestas. Sin embargo, la casa blanca se interpuso en el debate del Senado, con la amenaza de vetar las propuestas de ambos partidos, después de solo semanas prometedoras para firmar cualquier acuerdo bipartidista que el Senado podría pasar. En cambio, la Casa Blanca sólo aprobó el proyecto de ley creado por Trump.
Al final, nada pudo obtener los 60 votos requeridos. Los Senadores fueron incapaces de dejar a un lado sus diferencias y encontrar una solución permanente para soñadore. Dos de las propuestas bipartidistas cada uno recibieron más de 50 votos, con el proyecto de ley de Rounds-Collins recibiendo el apoyo de ocho republicanos pero no lo suficiente para llegar a 60. La propuesta de la casa blanca recibió el menor número de votos — 39 — con 14 republicanos que votaron contra él.
Inmediatamente después los votos, los senadores comenzaron a especular sobre una posible solución a corto plazo para los beneficiarios DACA que incluiría algunos fondos para el muro fronterizo y ningún otro cambio. La siguiente mejor oportunidad para aprobar la legislación fue cuando el Congreso trato de aprobar una ley de financiación del gobierno para el resto del año en marzo, pero no está claro si el Congreso está listo para considerar ese tipo de opción ahora mismo.
Con el Congreso ahora en reseso por los próximos 10 días, fue una semana frustrante y perdió la oportunidad de hacer verdaderos progresos en la búsqueda de una solución permanente para los soñadores que siguen perdiendo protección todos los días y viven una vida de incertidumbre. Ellos merecen algo mejor de parte de nuestros representantes electos.


The Senate Fails to Find a Way Forward for Dreamers

The United States Senate had a golden opportunity this week to legislate a permanent solution for Dreamers—however a week that began full of hope ended as a dud, with no bill passing and the president’s immigration proposal receiving a strong rebuke from Democrats and Republicans alike.
The week began with Majority Leader Mitch McConnell (R-KY) keeping his promise from January, when in exchange for ending the government shutdown, he promised to bring an immigration bill to the floor that “would address [Deferred Action for Childhood Arrivals] and border security, as well as other related issues.” Democrats and Republicans began to file amendments with the hope of conducting votes—any proposal that could achieve the 60-vote threshold would become part of a larger immigration bill.
While this process sounded good in theory, things quickly deteriorated.
Republican leadership in the Senate coalesced around a newly drafted proposal called the SECURE and SUCCEED Act, which took President Trump’s one page immigration framework and turned it into a 592-page bill. Like the president’s framework, the bill included a path to citizenship for 1.8 million DACA-eligible immigrants in exchange for a massive border package, changes to asylum law, draconian cuts to family immigration, and complete elimination of the diversity visa program.
Democrats united around a bipartisan proposal, titled the United and Securing America (U.S.A) Act, introduced by Senators McCain (R-AZ) and Coons (D-DE). The U.S.A. Act, which has also been introduced in the House and has 50 co-sponsors evenly split among Democrats and Republicans, would provide a path to citizenship for undocumented youth who were brought to this country before the age of 18. On border security, the bill takes a more strategic approach than its White House counterpart, requiring a comprehensive border strategy be in place by 2020.
In the middle of the week, a final group of more moderate Democrats and Republicans, led by Senators Collins (R-ME) and Rounds (R-SD) on the Republican side and Senators King (I-ME) and Kaine (D-VA) on the Democratic side, came together on a proposal. Their bill provided a pathway to citizenship for Dreamers (but did not allow them to sponsor their parents), included $25 billion for a border wall, and eliminated one of the family-based visas.
Democrats and Republicans agreed to vote on all three of these proposals. However, the White House injected itself into the Senate debate, threatening to veto the bipartisan proposals, after only weeks earlier promising to sign any bipartisan deal the senate could pass. Instead, the White House only endorsed the bill modeled after Trump’s framework.
In the end, nothing could get the required 60 votes. Senators were unable to put aside their differences and find a permanent solution for Dreamers that could pass the senate. The two bipartisan proposals each received over 50 votes, with the Collins-Rounds bill receiving the support of eight Republicans but not enough to reach 60. The White House proposal received the fewest number of votes—39—with 14 Republicans voting against it.
Immediately after the votes failed, senators began speculating about a potential short-term fix for DACA recipients that would include some funding for the border wall and no other changes. The next best chance to pass legislation is when Congress tries to pass a bill funding the government for the rest of year in March, but it is unclear if Congress is ready to consider that type of option right now.
With Congress now gone for the next 10 days, it was another frustrating week and missed opportunity to make real progress on finding a permanent solution for Dreamers who continue to lose protection every day and live a life of uncertainty. They deserve better from our elected representatives.

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir