ÚNICAS, ESPECIALES Y REALES Oklahoma City.- Educando con Color, risas, originalidad, diversión, deliciosa cena, música y… ¡Hablemos de las Mamás hoy! Una Mamá siempre esta buscando preparar el mejor platillo para alimentar a… Podré Ser Buena Madre? Para El Latino American Newspaper El 26 de Julio del 2014 a… ¿Debo consolidar mis deudas? Por Andrés Gutierrez, ¿Has sentido desesperación o impotencia cuando mandas todo ese dinero… Se unió a A.A. a los 68 Mi carrera alcohólica tan sólo duró dos años y medio, pero casi…

EL AMOR DE UNA MADRE

EL AMOR DE UNA MADRE

Déjenme decirles que para mí fue muy dífila aceptar que soy un alcohólico. Ahora de que estoy convencido que soy un alcohólico, vivo mejor y estoy bien. Al comienzo de mi sobriedad con la ayuda del programa Alcohólicos Anónimos, la reacción de mis familiares no fue muy positiva. Cuando supieron que yo me estaba acercando a un grupo de AA, un primo le dijo a mi mama

“tía no lo deje ir a ese lugar, allí se vuelven raros”.

La respuesta de mi madre fue inmediata:
“a mí no me importa que se vuelve raro, lo que me importa es que cambie y que viva mejor y de paso que yo pueda estar tranquila”.

El tiempo ha transcurrido, estoy casado y tengo cuatro hijos. Ya no estoy muy joven, pero estoy muy feliz de contarles que mi niño más pequeño tiene 6 años. Los principios de AA me están enseñando a ser el esposo que yo hubiera deseado que mi madre tuviera, a ser el hijo que yo espero tener gracias a mi ejemplo, estoy esforzándome a ser el padre que yo quise tener. Gracias por permitirme compartir.

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir