400 Familias Hispanas se Beneficiaron de Iniciativa “ No Hunger for The Holidays” Oklahoma City.- En un dia lleno de sol y entusiasmo Feed The… Escuelas secundarias de Oklahoma Obtuvieron una C En la enseñanza de finanzas personales Burlington, Vt.— Las escuelas secundarias en… Medios Mexicanos unidos en combate a asesinatos de Periodistas Ciudad de México (AP) — Más de tres docenas de medios de… Los 5 vehículos que debe de evitar comprar por Enrique Kogan Los compradores tienen más peso en algunos factores al… El Puente “OKC Skydance” se ilumino en azul, naranja y amarillo para celebrar Soñadores y Jóvenes inmigrantes en Oklahoma A MESSAGE TO CONGRESS  Oklahoma City.- Con menos de dos semanas antes…

Provoca un: “Te Extraño”

Provoca un: “Te Extraño”

Continuamente me encuentro con mujeres que después de haber pasado por varias decepciones amorosas comentan: “estoy cansada de jugar jueguitos”, “no creo en hacerme la difícil para conquistar a alguien”, “lo siento, no voy a pretender ser lo que no soy”.
Entiendo a aquellas que desean tener relaciones sin necesidad de juegos, sin embargo, la psicología del amor nos obliga a participar en muchos juegos. ¡Atención! No estoy promocionando ningún jueguito, simplemente quiero que sepas que cuando te niegas a participar, de todos modos estarás jugando, ¡sólo que en tu contra!
Uno de estos juegos se llama “La Ausencia”, consiste en saber ausentarse o alejarse en el momento preciso para obtener un objetivo. Este juego, además de ser muy popular en las relaciones amorosas, también se practica en las relaciones comerciales, laborales y hasta en el mundo artístico.
Por ejemplo, la actriz de cine, Greta Garbo se retiró cuando estaba en la cúspide de su carrera y tenía apenas 35 años. Su repentina ausencia hizo que su público la extrañara y su fama aumento. Ella sabía que cuando algo se vuelve muy accesible pierde su valor. En el amor ocurre lo mismo, deseamos ardientemente lo que es difícil de obtener, y damos poca importancia a aquello de lo que estamos saturados.
Muy bien lo explican estas palabras: “La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las llamas”.
Cuando quieras enamorar a alguien, al principio es necesario que compartas mucho tiempo con esa persona. Pero una vez se establece la relación, hay que conceder un espacio para crear un balance entre estar ausente y estar presente. Si te comportas como un gemelo siamés, que no puede separarse, te conviertes en costumbre y desaparece la emoción por verte.
Has que valoren tu presencia de vez en cuando, hazte ausente. No solo serás más deseable, sino que te darás el gusto de escuchar el dulce sonido de las frases: “te extraño”, “me haces falta” y “!estoy feliz de verte!”.

Visita a María Marín en su casa todos los miércoles en su nuevo reality show que comienza en Junio por Facebook Live, y enciende tus notificaciones de “video en vivo”. https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir